AGRO Vs ADMINISTRACIÓN


SARATUSTRA.


Este trabajo mío tan guay y tan mierda a la vez me ha hecho reflexionar sobre una de las grandes desgracias de la modernidad: el enfrentamiento entre el agro y la administración. En general, el problema viene cuando se encuentran la burocracia y la gente que vive sin entenderla, gente a la que le cuesta escribir y mucho más entender los procedimientos. Trabajo en la Confederación Hidrográfica, a caballo entre los protocolos del Ministerio y los señores que no entienden qué tiene que ver la ley esa de aguas con que ellos hagan un muro al lao del río, o saquen agua de un pozo si les da la gana, y que a ver por qué tienen que pagar una multa y que qué es eso que pone en la carta que me han mandao, señorita, que yo esto lo he hecho toda la vida, que no ha habido mala fe ninguna y ahora tengo que pagar cien mil pesetas, si no hay agua la tendremos que coger de algún sitio pa regar. Intento concertar una cita con la comunidad de regantes de Becerril de Carpio, miedo me da sólo el nombre, todo teléfonos fijos, que mi marido no está, le doy el teléfono de Don Avelino que yo no la entiendo qué me dice. Don Avelino está con el ganao, pero mire que tié móvil, llámale usté. Cuando llamaba al móvil a Don Avelino me imaginaba a las vacas en estampida, provocadas por el pirupiru que nunca habían oído, trayendo la tragedia a Becerril. Pues mire señorita, tengo que hablar con el Mariano y con el abogao, mañana en el bar les veo y le digo. Y entonces vienen, siempre en grupos grandes y con los trajes de las ocasiones, detrás de uno que lleva una carpeta que es el que ha estudiado, escuchando muy atentos alegaciones, plazos, procedimientos, números de registro y demás cosas imprescindibles que los técnicos les sueltan a posta para que no vuelvan y dejen de marearles. Los veo salir como flipados, asumiendo a su manera que viven en un mundo en el que no saben participar, y me pongo muy triste. Estos encuentros se dan inevitablemente, porque cuando las vacas huyen y los ríos se secan lo hacen en una estructura en la que todo se relaciona necesariamente, aunque en el bar Don Avelino no se dé cuenta. Eso, para los que no votan.

Comentarios

iza ha dicho que…
Me escuece algo después de leerte, no se si es la conciencia o la almorrana, últimamente me cuesta identificar mis sensaciones.
Esos de Becerril son unos sabios aunque tus burrócratas no lo sepan; solo con meterle el dedo en el culo a su chota son capaces de identificar el tipo de plaga que asolará la cosecha de patata de este año. Si eso no es ciencia que venga Dior y lo vea.
Benjuí ha dicho que…
Yo tampoco les considero ignorantes, incluso a veces creo que son demasiado avispaos, pero si alguien se presenta para alcalde, digo yo que tendrá obligación, entre otras cosas, de explicar como está el patio, el campo, las calles y el río.
Y a los burócratas les podrían dar algún curso para explicarse mejor.
Joseph Cartaphilus ha dicho que…
Yo creo que las vacas hoy en día, como se descuide Don Avelino igual cogen el movil y se descargan un mp3 para amenizar esas interminables noches de pasto.

En cuanto a lo otro. Me gusto francamente como lo contaste

Dichosos avances y/o retrocesos
`provin ha dicho que…
bueno, q?para cuando...vena majas

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

Cosas tontas que me joden un huevo.