martes, 7 de abril de 2015

Cuadernos.

Acabar un cuaderno. Empezar otro. Acabar un cuaderno. 
Tratar de poner orden en el caos de los días, o intentar alborotar un poco la rigidez inflexible de las semanas. 
Atrapar lo volátil del mes, lo efímero de las estaciones. Fijar en la memoria del papel los años, para dejarlos caer en el olvido después
Acabar un cuaderno. Empezar otro. 

Sueños. Deseos. Pesadillas.

Creo que últimamente sueño mucho.
Pero como no me acuerdo de nada, a lo mejor se están cumpliendo mis sueños y no me estoy enterando.
No se.

The Dreamer Blue, by Choi Xoo Ang.
Y no me hagas leerlo en voz alta, que me da la risa.
En cualquier caso ¿son sueños y deseos la misma cosa? ¿Deseas lo que sueñas?, ¿sueñas con lo que deseas?
Ay, mira, no se.

Y ¿las pesadillas?, ¿se parecen a los deseos cumplidos?
A veces en los cuentos es así, y si no, mira la vieja esa que acabó con un pimiento por nariz.

Al respecto, un topicazo propio de dedicatoria en carpeta clasificadora de segundo de BUP: ten cuidado con lo que deseas, podría cumplirse (léase con voz ñoña y burlona). Y qué me dices de esta otra modalidad apestosa y moderna: si puedes soñarlo puedes hacerlo (véase en cartel escrito con jueguecitos tipográficos).

Pues yo sueño con lo que me da la gana, y si luego no quiero cumplirlo pues no lo cumplo. Y si deseo y se cumple, pues me aguanto, ya desearé otra cosa. Que para eso está la hierba más verde, siempre en el prado de al lado.