Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

La Atalaya y yo.

Imagen
Cúantas estaciones perdidas sin venir a verte. Tres estaciones exactamente. Sin olerte el verde, sin sufrirte el gris. Y hoy me recibes con una paleta de sonidos que compensa el amarillo y lo exalta hasta el dorado.  Viento de tomillo en el lado izquierdo de la cara, los últimos rayos cálidos en el derecho. La Atalaya y yo reflejamos una sombra pequeña, vistas desde lejos parecemos un árbol y una mujer cualesquiera. Alguien puso un banco viejo de Caja Rural junto a tu tronco. Es para mí un trono.

100 Days, 100 Nights

Imagen
Si me conoces ya lo sabes: soy negra aunque a primera vista no se me note. Si lo hiciera notar más, mejor me iría. Si no me conoces, te lo he dicho ya, eso seguro.  Sé que un día me va a pasar: me voy a levantar sabiendo cantar, y con una depurada técnica vocal. Me va a durar solo un día, pero me lo voy a pasar cantando a voz en grito, por eso tengo que estar preparada y saberme algunas letras, no sea que me pille desprevenida y me acuerde solo de las de Extremoduro, sería una pena. Mira ésta, cómo se lo canta en el ascensor, y cómo le sigue el rollo el colega de la guitarra.  Sígueme el rollo, hombre, que soy negra aunque no suela viajar en ascensorrrr.
No tengo ni idea de si le gustará a mi padre, la canción digo, no que sea negra, que es de los que no lo saben.  Digo yo que sí, que ésto le gusta a todo el mundo ¿no?

Esta mañana me he encontrado conmigo.

Imagen
Esta mañana me he encontrado conmigo.
Ha sido al bajar del autobús, en la misma calle había un atasco, y en el atasco un coche. En el coche, ahí estaba yo.
Tronaba una música macarra y emocionante. Aunque ya no fumo, iba fumando un cigarro con la ventana bajada, nunca me gustó apestar el coche. Atenta al atasco pero abstraída en mis pensamientos estaba.
Se ha abierto el semáforo y el tráfico ha avanzado, aquella que fui ha continuado su ruta hacia el polígono donde trabaja, ésta que soy se queda en la misma calle.
Es hoy.

Criandomonstruos, La Quiles y La madre que nos parió.

Imagen
Éste será mi primer post como madre. No, no te líes, que hace ya más de 5 años que lo soy. Pero éste será mi primer post como madre.
Resulta que hay una pintamonas bien maja que se llama Cristina Quiles, puedes ver sus asuntos aquí. Pues hace unas semanas me topé con esta viñeta que me hizo mucha gracia. La compartí en mis redes, pero se me quedó revoloteando por encima de la cabeza.
Hay a quién la maternidad le deja como estaba, pero mejorada. Hay a quién le sobreviene un tsunami. Y a quién tiene taras de serie, se las deja en carne viva. Y todo esto no tiene que ver con las criaturas, eh, es sólo cosa de una, Ni siquiera el inseminador tiene que ver con el asunto.  Luego las circunstancias son las circunstancias, claro, y nada es tan grave, es solo la vida.
El caso es que a muchas les da por las mandangas new age, y las que tenemos querencia por los cursos y cursillos así en general, claro, estamos perdidas. Otras hacen punto o cosen como locas, se flipan con el porteo, o les da po…