Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Sombreros.

Imagen
Vengo de una ciudad en la que si llevas sombrero eres una puta, también eres un poco guarra si vas en bicicleta, fumas o has tenido más de dos novios.
Mi abuelo paterno llevaba siembre boina, en invierno para protegerse del frío y en verano para resguardarse del sol. Siempre la misma boina. Mi abuelo materno no salía de casa sin gorra o sombrero. Estaba bien elegante con cualquiera de los dos. Mi hermana le da nombre a un sombrero, exquisito, por cierto. Mi madre es más de atarse pañuelos a la cabeza. Mi cuñao el de michelín, como tantos otros, solo gasta gorra o sombrero si está de vacaciones. Un extraño fenómeno que se da mucho. Mi excoblogera se plantó una pamela el día de mi boda que nos dejó a todos pasmaos. Es la misma del trikini dorado del que os hablé, sí, la que se casó en las Vegas, así que como comprenderás, a ella lo que digamos en provincias lo mismo le da. Conozco a uno al que nadie ha visto jamás con la cabeza descubierta. A lo mejor le conoces tu también.
Y mi, así c…

Mi taller y yosoylape. Escuela de seductores y patios de vecinas.

Imagen
Ser moderna y ser blogera es ser prescriptora. Aunque sea a cambio de ná, por el puro gusto de recomendar y compartir. Mucho se ha hablado últimamente de blogeras negociantas, ni yo ni mi Provinciana somos de esas, qué va, y mira que esta prescribe mogollón.
Y es que esto tiene mucho de patio de vecinas, de vecinas de las de antes: que si mira esto me ha salido bueno, que si yo ahora estoy gastando de esto otro, que si tal que si pascual...

Mención a parte merecen las yotubers esas de las que se a penas nada, sigo así por encima a Penélope Pez, por eso se de qué va el rollo, es flipante si no habéis visto nunca un vídeo de estos: va una tía y se graba enseñando los productos que ha comprado en el mes (lo llaman haull o algo así), desde maquillajes hasta productos de limpieza, pasando por galletas y ropa... ¿es marciano?, pues lo parece, pero lo que te digo: patio de vecinas. ¡Y luego van y graban otro vídeo de productos terminados!: de este repito, de este ni de coña... y así. Tiene …

Echo de menos a mi hermana, echo de menos decir lo que me de la gana.

Imagen
Corría agosto de 2007 cuando abrí esta ventana.

Dos factores me empujaron a hacerlo: había decidido cambiar de trabajo y, por motivos de contrato, debía permanecer un mes en la empresa vieja antes de empezar en la nueva. Qué tiempos aquellos en los que se podía elegir trabajo... El caso es que, encerrada en aquella torre de Mordor sin nada que hacer, me dediqué a coquetear con la tecla.
El segundo factor también me resulta remoto al cabo de los años: la pandilla se había disgregado y nos comunicábamos via mail de manera frenética. Pensé que esto sería una plataforma para contarnos cosas.
Todo quedó en un tu a tu con mi cobloguera y sin embargo amiga. Enseguida me quedé sola, la puerta sigue abierta para cuando quieras volver.

Durante mucho, mucho tiempo me divertí infinito jugando con esto. Me dio alegrías silenciosas. Muchas. Antes de que ser bloguera fuera muy molón, esto era un rollo underground del que poco se sabía en mi mundo 1.0



Tiempo más adelante mi persona se disgregó en var…