miércoles, 22 de julio de 2009

amor amor



no hay muchas ocasiones heroicas para demostrar el amor.
cuando queremos activamente a alguien sentimos un resquemor que nos pide una exhibición, que nos pregunten, o que nos emborrachen para dar al interfecto una buena brasa sin remordimiento.
como los eventos propicios no abundan, nos agarra la abstracción de querer ser mejores.
a mí me vale con ampliar mis perspectivas. no hay nada en el mundo que me arrastre más que la pasión por criticar, no puedo simplemente Justificar a ambos ladoscallarme y dejar ser a las cosas por debajo de su nivel; así que el hecho de querer dar oportunidades, interesarme por lo que no me gusta a través de los ojos de los amados, me parece un gran sacrificio.
Hay dos ejemplos: el amor por transferencia y la revalorización de naderías:
Cómo no va a gustarte esa tercera persona que forma parte del amado?
o
Cómo no buscarle un nuevo color a esa extraña afición de tu sujeto?
Alguien a quien quiero me habló de su fijación por las tiendas de ropa de trabajo, y desde entonces estos escaparates ejercen sobre mí una poderosa fascinación. Las conclusiones a las que he llegado sobre el tema son demasiado bizarras, así que me las guardo: sólo diré que me siento más grande.

La cuestión es, ¿cómo quieres tú?

miércoles, 8 de julio de 2009

Moscas

LAS MOSCAS

A un panal de rica miel

cien mil moscas acudieron,

que por golosas murieron,

presas de patas en él.

Otra dentro de un pastel

enterró su golosina.

Así, si bien se examina,

los humanos corazones

perecen en las prisiones

del vicio que los domina.

Samaniego