Ella dice que es una reina. Será ahora.

Desde esta mañana se que, por lo menos de pequeña, de muy pequeña, fue un hada. Aunque ahora no se acuerde.


Movía cosas. Tiene la piel casi transparente. No la he visto nunca dormida, pero no me extrañaría nada que desprendiese una luz azul. Ya se que no son demasiados indicios, y ni siquiera le gusta el campo, estaría perdida en el bosque, lo cual es una contradicción... pero yo creo que fue un hada.


No se qué pasó para que se le olvidara y se convirtiera en la reina que hoy es. Pero a mi no me engaña. Tengo argumentos de autoridad que lo confirman, y estarías de acuerdo conmigo si supieras que las hadas no son los seres ñoños que la gente piensa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

PATRIA, Salón Erótico, opiniones diversas.

Cosas tontas que me joden un huevo.