Aviones de papel.

Existen algunas razones de peso por las que, hoy por hoy, no puedo ser moderna:
No me gusta la canela, al menos no a diestro y siniestro.
La blonda, pa apoyar los pasteles los domingos, poco más.
La palabra bonitismo no existe y me da por saco, aun gustándome mucho las cosas bonitas. Con guapérrimo/a me pasa exactamente igual.
El colorcito menta ese... mmm; y las guirnaldas de banderines por todas partes, no. Son elementos que, o manejas con destreza o corres el peligro de quedarte en na.
No termino de discernir entre lo viejuno y lo vintage, no termino.
Y, además, no tengo tiempo.

Por estas y otras razones he llegado a la conclusión de que no puedo ser moderna. Aun así seguiré intentándolo con ahinco y, como dice Provinciana, amenazo con volver a lanzar avioncitos de papel desde esta ventana. Porque me mola, porque me lo paso bien, porque pa ir a misa y al baile no me hace falta nadie. 
Advierto, eso sí, que estoy desentrenada; así que si te doy en un ojo, el que avisa no es traidor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

A veces uno se enamora...