ARROZ NEGRO





Es domingo, así que el arroz es de rigor. Ésta vez es uno nuevo, a ver que tal sale... Si sale malo lo intentaré de nuevo, si sale bueno lo repito cuando venga mi hermanita.






INGREDIENTES: Clamar limpio y cortado en tiras, reservamos las tintas.
Gambas peladas, reservamos las cabezas para el caldo.
Espinas y cabezas de pescado blanco.
2 alcachofas cortadas en juliana.
1 puerro y una cebolla.
1 tomate.
1 pimiento verde.
1 copa de vino blanco (el que me sobró de la cenita de anoche...)
Arroz.
El doble de caldo que de arroz.
Ajos, aceite de oliva y de girasol para el alioli.

Manos a la obra:
Lo laborioso es el caldo, porque el calamar ya me lo ha limpiado mi marío... Pongo a hervir un litro y pico de agua con una hoja de laurel, una zanahoria (ya, ya se, no lo pude en los ingredientes, pero de ésto siempre se tiene en la nevera ¿no?), un casco de cebolla y diente de ajo, un tomate y los huesos del pescado. Mientras hierve voy pelando las gambas... será arroz de señorito (se le llama así a los arroces en los que todo está pelado y no hay que mancharse las manos para comerlo). Puedes añadir las cabezas al caldo directamente, pero el truco de mi suegra es infalible: si pones un poco de aceite en la sartén y salteas las cabezas apostándolas bien con la espumadera, y luego viertes el resultado, con aceite y todo, en el caldo, el resultado es espectacular. Bueno, como quieras, pero lo dejas hervir un ratito. Saco los trozos más grandes del caldo (las verduras, las espinas, pero deja las cabezas) y paso un poco la batidora, le pongo sal al gusto, luego lo cuelo y reservo.



Sofrito: Pongo la paella (la paellera) al fuego con abundante aceite, le echo tres o cuatro dientes de ajo. Cuando está bien caliente añado las verduras cortadas en juliana (alcachofa, pimiento verde, cebolla, puerro). Lo dejo que se poche bien, se pone un poco oscuro por la alcachofa pero ¿no va a ser un arroz negro hemos dicho?. ¡Ah!, voy añadiendo sal a medida que agrego ingredientes.



Echo el calamar cortado en tiras de un dedo de ancho, espero a que se pongan blancas (muévelo, muévelo) con el fuego bien fuerte. Se me olvidó decirte que la tinta del clamar (la venden en bolsitas, pero yo tenía guardada de otros calamares que ya nos comimos otros domingos) hay que desleerla (¿se dice así?... ¿disolverla?, ¿desleirla?) en un poco del caldo, se hace bien con dos cucharas. Bueno, pues ahora añado la tinta y mezclo bien, es un poco feo, pero hay que rico hijo. Añado el arroz y le doy unas vueltas con el fuego bien fuerte. Ahora echo el caldo y ¡dale candela que la cosa se va a poner mu negraaaa! Cuento 17 minutos (más o menos), añado las gambas hacia la mitad del tiempo. Apago, cubro con un paño limpio y dejo reposar de 4 a 7 minutos, en lo que pongo la mesa y se hace el alioli.



Alioli: ese no lo se hacer, me lo hace mi marío que le sale rebueno y es el acompañamiento ideal para este y otros arroces.
Te advierto que después de la siesta lo único que quedará es el sabor a ajo intenso en tu paladar... pero merece la pena.
Salúd y buen provecho hermanos (uno como éste te espera en cuanto vengas hermanita)


Comentarios

lady desidia ha dicho que…
Se me ha hecho la boca agua!! yo también quiero
Anónimo ha dicho que…
que bien explicao, tia

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

A veces uno se enamora...