Los narradores de Bagdad

Un grupo de naufragos llega a una isla. Es muy pequeña, minúscula. En ella solo hay un enorme árbol cuyas ramas están llenas de pájaros extraños y una piedra. En la piedra hay una inscripción: "No puedo soportar más estas voces, regreso a la mar".
Antes de que los náufragos puedan empezar a lanzar hipótesis los pájaros comienzan a parlotear:
"¿Cómo?"
"¿Qué voces eran esas?"
"¿Pero quién?"
"Una sirena"
"Otro naufrago"
"Un ermitaño"
"Un niño, tal vez"
"Ya lo sé, para luchar contra la soledad, un naufrago imitaba voces y recreaba conversaciones. Al cabo de un año, había olvidado cuál era su propia voz y se arrojó al agua, dispuesto a encontrarla."
"Un niño sufre deslocalización del oido: oye mil kilómetros al norte. Deseoso de oir por fin a sus padres, llega a una isla más al sur. Estupefacto por la monotonía de sus conversaciones, regresa a nado."
"Un acantilado vive en una isla desde hace cientos, miles de años. Acaba de llegar un árbol, cuyas hojas demasiado charlatanas le molestan. En su escritura mineral, anuncia que se va, pero como es muy lento, todavía sigue allí."
"Un poeta, creyéndose incomprendido, elige el exilio en una isla. Al cabo de dos horas se vuelve, pensando que el chapoteo de las olas son palabras aliento para que regrese a su querido público."
"Un califa se tira accidentalmente un sonoro pedo delante de sus súbditos. Avergonzado, huye a una isla, donde imagina durante años todas las burlas que se estarán haciendo a su costa. Un día, no pudiendo aguatar más, vuelve a su casa. Allí ya nadie conocía su nombre, pero todos se acordaban muy bien de aquel pedo."
"Una joven sirena decide conocer a los humanos. Encuentra a unos náufragos en una isla y descubre con horror que las voces de los hombres suenan como unas horrorosas carracas. Decepcionada, vuelve con su papá."
...
Me voy a la cama, a seguir buscando hipótesis o a librarme de estas voces... esto me pasa por quedarme dormida otra vez con un libro abierto en el regazo: Los cinco narradores de Bagdad, Faktoría k de libros

Comentarios

oranyina ha dicho que…
Sigue buscándo hipótesis, y, por favor, dejános sabes de ellas.
Me ha encantado.
saratustra ha dicho que…
corres el serio e inminente peligro de dejar de entender las cosas normales, que lo sepas
iza ha dicho que…
Todas las hipótesis están sacadas textualmente del libro con el que me dormí anoche: Los cinco narradores de Bagdad. Mis hipótesis debí de soñarlas, pero no hay cuidado, hoy no me acuerdo de ninguna y aun entiendo algunas cosas normales: hoy me ha salido un arroz negro impresionante.
El libro podéis encontrarlo en cualquier librería y el arroz os invito a probarlo otro día;)

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

Cosas tontas que me joden un huevo.