La cebolla, los rábanos y el tomate no creen que exista la calabaza. Consideran que es una afirmación sin fundamento. La calabaza calla y sigue creciendo.
Cuando el mundo era jóven todavía, Jürg Schubiger

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

A veces uno se enamora...