Mi librera de cabecera

La tarde en que te fuiste se apagaron todas las luces de la librería, la librería que soñasteis juntos y nunca pudiste pisar. Estás en todos los rincones.
Ahora sobrevolarás el Campo Grande en ala delta mientras los pavos te echan de menos en primavera; o surcarás una sabrosa sopa de libros a bordo de un barco de vapor siguiendo a un viejo caracol con el cascarón hecho de cuentos, te vigilará de cerca un atento periscopio, y seguro que, por mar o por cielo, te acompañan alegres delfines.
Los niños de Valladolid nos quedaremos en la orilla viendo cómo te marchas, pero te seguiremos visitando en la moqueta verde de nuestra memoria, donde nos recibirás en invierno para abrigarnos y en veranos para darnos sombra con tus amorosas recomendaciones.
bajo tu mirada de gran angular todos teníamos algo brillante y especial, nos lo sacabas para devolvernoslo en forma de libro.
Buen viaje Carmela, siempre estarás entre las páginas de nuestros libros favoritos.
Las ilustraciones son de Hebe Gardes, son bonitas y acompañan.

Comentarios

Manolo Ítaca ha dicho que…
Yo también quise a Carmela, y esta es mi carta de despedida:
Querida Carmela esta carta la tenia que haber escrito mucho antes para que supieras lo mucho que te queremos los que como yo tenemos hijos que aman la lectura en los tiempos que corren. A mi hija Laura, ya una adolescente, no te imaginas la cara que se la ha quedado al enterarse de tu muerte. Me recordó la cocinita de Fisher Price con la que jugaba después de mirar unos cuantos libros en la sección infantil de Librería Lara. La tuve que comprar una igual para casa. Y he de confesarte que la he tenido que castigar alguna vez a no leer, que es el peor castigo que, aún hoy la puedo poner. Y esto te lo debo a ti y no sé como pagártelo.
Pero no puedo dejar pasar por alto mi condición de viajante de libros, y lo que para todos los que como yo bajábamos las escaleras a tu reino de literatura infantil y juvenil con la seguridad de que encontrarías en nuestra maleta alguno que se convirtiera en best seller. “Cuando Hitler robó el conejo rosa”, “El secuestro de la bibliotecaria”, “Donde viven los monstruos”, El hombrecito vestido de gris”, “La conferencia de los animales”, “Historias de ratones”. Combinabas fantasía y realidad con la maestría de una alquimista. Veías, más que el libro, a quien le iba a gustar, o a quien le podía venir mejor para su dolencia o situación, como si fueras una farmacéutica. Y sobre todo como nos ayudaste y motivaste, ya que siempre encontrabas el lado bueno del catálogo, que nos hacía salir siempre con un pedido en el bolsillo.
El cierre de una librería siempre es una tragedia, pero en el caso de Librería Lara, suponía también perder tu poderosa presencia. Eras demasiado valiosa para muchos en esta ciudad y todo el mundo lo sabía.
¡¡Estamos salvados!! Oletvm te rescató, nos rescató a todos. Y tú, previsora, como siempre, creaste escuela; leías, hacías leer, porque había que enterarse de lo que se recetaba en la sección.
Nos dejas como a nuestros hijos, ya crecidos, pero criados en el amor a los libros. Te prometemos no defraudar los esfuerzos que hiciste, y continuar haciendo todo lo posible por conseguir que un niño busque y encuentre a su Carmela cuando entre en una librería. Tu sueño es nuestro.

Manuel Iglesias
iza ha dicho que…
Qué emocionante era bajar la escalera mágica de Lara, sabiendo que un hada nos esperaba debajo con los libros abiertos. Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

PATRIA, Salón Erótico, opiniones diversas.

Cosas tontas que me joden un huevo.