Los Planetas, a Hierro y Níquel. Como el arco de la radial.



Pues mira, para empezar me parecieron siempre ridículos. Igual porque al Jota no se le entendía nada y a mi, si cantas en castellano, pues mira, me gusta entender.

Pero soy hija de mi tiempo y, aunque no me pilló de lleno, Los Planetas no podían pasarme por encima. Había una canción que sonaba siempre en los bares, solo entendía lo de los millones de rayas y me parecía una chorrada. Además los confundí siempre con Los Piratas, que luego resultó ser la banda del triste del Ferreiro, que también, cuando te coge, te coge como el arco de la radial. Y a mi hermana le cogieron, el Ferreiro y Los Planetas. Aunque como fue en la época en la que nos hicimos amigas pero nos separamos, pues no pudimos compartirlo. Razón de más para que me parecieran siempre cosa de jóvenes modernos.

Lo que significó este póster, que es casa, ya si eso que lo cuente ella.

Un verano me leí su biografía, Una semana en el motor del autobús.
Sólo leo biografías de gente que, en principio, no me interesa demasiado, y así alimento mi curiosidad (me pasó con la de Eramos unos niños, que me dejó como estaba; y con la de Cosas que los nietos deberían saber, que me fascinó).
La historia que relata Una semana en el motor del autobús (el libro, no el disco) me gustó, tenía lo que hay que tener, era sórdida y contemporánea. Y yo estaba muy aburrida porque agosto la librería es un erial. El caso es que traté de escucharles y, chica, ni modo.
Mira tu por dónde, el invierno pasado volví a topar con la canción esa de los millones de rayas de la que tanto me había burlado, y me gustó. Me gustó bastante.
Y esta tarde, que hace tanto calor como aquél verano en que leí el libro que te digo, me ha cogido la radial: me he topado con esta canción y me ha dado duro y a la encía, ¿sabes cuando te estontonas con una? (con una canción, digo, no con una persona, que también puede pasar) Tiene tradición, que ya sabes que es una cosa que me tiene muy loca, melodía noña, puertas del infierno y búsquedas a lo tonnnnto.
Y, ya ves, hija, después de vieja. Pa una vez que se le entiende a este jumento, y a quién no le gusta tener un alma gemela, aunque sea durante 4 minutos y 5 segundos que dura una canción.

Nooo, a mi padre no le gusta, ya sabes que después de Nacha Pop todo es copia. Pero me da la risa, porque en este instante acaba de pasar por detrás de mi, y mira si el pöster de los Planetas es de la familia, que el hombre me ha dicho: "Esos son los Plannetas".

Comentarios

kikeconk ha dicho que…
No sé si te has dado cuenta de que si empiezas a entender a Jota la que ha cambiado eres tú, no él


El 8S nos vemos en la Plaza Mayor
beizabel ha dicho que…
Qué listo eres, Kike, joder. Nos vemos el 8S, algo entenderé.

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

Cosas tontas que me joden un huevo.