Semáforo en rojo y ukelele rosa.

Tenía mucha prisa y me pilló el semáforo en rojo, pero justo antes de que me invadiera el enfado instantáneo y fugaz que me asalta en esos casos, me di cuenta de que en la tienda de música que hace esquina, sí, la de la cristalera enorme, había un chico comprando un ukelele. Ya estaba decidido, lo supe enseguida, se lo llevaba. Su única duda era si en rosa chicle o en fucsia. Ay, no sé ¿cual le gustará más?

Siento si la regenta de la tienda es tu tía o algo así, pero es muy recia, sabe mucho y es correcta, pero es recia. Muy tendera del Valle, de categoría, sí, pero tendera del Valle al fin. El caso es que ella pensaba que el de madera de haya, que es un poquito más caro, merecía la pena; los tintados no están mal, pero son industriales y por un poco más, pues tienes un instrumento en condiciones. 

Ya, si no es por el precio, pero es que el rosa le va a gustar, es súper original. 

Tú decides, pero yo te tengo que asesorar y este merece la pena, de verdad. 

Mira, me llevo este, el rosa clarito, es que le va a encantar... aunque bueno, no sé, el rosa fuerte también mola... nada, venga, el clarito, ya está. Te lo pongo para regalo ¿verdad?,  hombre, es muy mono. 



De todas formas, decía el chaval mientras sacaba la cartera, es que no sabe tocar, así que con este está muy bien. Tenemos un colega que es músico y tiene uno y le mola mucho, y como la semana que viene es nuestro aniversario y al pasar he visto la oferta y... 

Bueno, pues entonces para probar esta muy bien, no suena como el otro, le dice la tendera, pero es rosa. 


El semáforo se ha abierto, yo he tirado, seguía teniendo prisa. Pero menos mal que me pilló en rojo, si no, me habría ahorrado esta encantadora estampa. 


Por cierto, hay oferta de ukeleles en la tienda esa, ya sabes, la que hace esquina, esa de toda la vida con el escaparate tan grande. Yo qué sé, por si ahora te da por ahí. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

PATRIA, Salón Erótico, opiniones diversas.

Cosas tontas que me joden un huevo.