Barra libre, vente,vente...



Barra libre.
Quiero barra libre de besos, y de versos.
Que toques la guitarra o el bajo o lo que te de la gana hasta que te duelan los dedos.
Y que me cuentes todo lo que sepas, y que te inventes cosas también.
Y pasear contigo paseos viejos, tropezar por los caminos y preguntarnos quién coño pinta de blanco las mierdas de los perros en los parques.
Que nos pille la tormenta y que se nos mojen las carpetas, cogernos una pulmonía y sudar juntos el catarro después. 
Y que se entere todo el mundo, y al que no se entere se lo hacemos saber.
Y que todo se nos olvide pero nos deje huella en la piel.
Eso quiero.
Y quiero que lo quieras tu también, veinte veces después. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los maestros también son persianas.

La cabra, la cabra.

PATRIA, Salón Erótico, opiniones diversas.