Sombreros.

http://luciabe.blogspot.com.es/p/ilustraciones.html
Vengo de una ciudad en la que si llevas sombrero eres una puta, también eres un poco guarra si vas en bicicleta, fumas o has tenido más de dos novios.

Mi abuelo paterno llevaba siembre boina, en invierno para protegerse del frío y en verano para resguardarse del sol. Siempre la misma boina.
Mi abuelo materno no salía de casa sin gorra o sombrero. Estaba bien elegante con cualquiera de los dos.
Mi hermana le da nombre a un sombrero, exquisito, por cierto.
Mi madre es más de atarse pañuelos a la cabeza.
Mi cuñao el de michelín, como tantos otros, solo gasta gorra o sombrero si está de vacaciones. Un extraño fenómeno que se da mucho.
Mi excoblogera se plantó una pamela el día de mi boda que nos dejó a todos pasmaos. Es la misma del trikini dorado del que os hablé, sí, la que se casó en las Vegas, así que como comprenderás, a ella lo que digamos en provincias lo mismo le da.
Conozco a uno al que nadie ha visto jamás con la cabeza descubierta. A lo mejor le conoces tu también.

Y mi, así como las gafas todas me sientan bien, los sombreros me quedan como el culo. Pero, aunque solo sea por tocar las pelotas y acompañar a alguna, mañana me planto un sombrero, hombre. 

Ahora que he descubierto que soy yo muy de canotier. Este, también de Lucía B.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

Cosas tontas que me joden un huevo.