Ángeles González-Sinde y los Oompa Loompa en mi cocina.

Esta mañana me la he pasado leyendo el BOE en pantalla, eso quiere decir, sin la triste ayuda de un fosforito con que iluminar tan oscuro panorama. Lo peor es que lo he hecho casi por vicio.

A penúltima hora me he levantado y he ido a la cocina a husmear en el frigorífico. Allí me he encontrado a una tribu entera de Oompa Loompas. Capitaneados por Ángeles Gonzalez-Sinde (impecablemente vestida, como siempre) pelaban alcachofas y limpiaban champiñones. No me he sorprendido demasiado. Me he quedado apoyada en el quicio de la puerta escuchando su canción: hablaba de grasas saturadas y de las sobras de la barbacoa del domingo, de los kilos de más y de las dietas milagro, de la bicicleta estática que coge polvo en el trastero y de mi inmenso trasero. Ellos son así, de cualquier cosa hacen un temazo.

Cuando han terminado su inefable coreografía, he abierto el frigorífico y me he zampado sin piedad las chuletillas y la careta que guardaba en un plato de chapa desde el domingo. Luego me he limpiado los berretes, le he alabado el modelito a Ángeles, simpre tan mona, y he dejado que los Oompa Loompa terminasen su trabajo con las alcachofas mientras volvía a enfrascarme en el BOE.

No pienso volver a la cocina hasta la hora de cenar, quién sabe qué tramarán ahora la nueva ministra y esa pandilla de seres minúsculos.

Comentarios

Provinciana ha dicho que…
que grimilla dan los pobres oompa loompa, tienen otros grandes temas como el de Violet, q dan mucha risa tb
txe ha dicho que…
compre Raid!! haga algo!!
vaderetrocordero ha dicho que…
Había pensado en algún ingenioso chascarrillo, pero prefiero comentar con sinceridad:

Lo del inmenso trasero me ha llegado al alma. Y comiendo careta usted debe usted tener familia en Segovia (por lo menos).
SARATUSTRA ha dicho que…
hiciste bien en no volver, no te fies de esa zorra. y no hay culo gordo, sino pantalones baratos

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

PATRIA, Salón Erótico, opiniones diversas.

Cosas tontas que me joden un huevo.