VIVA LA SALIVA



la quietud histérica de la oposición crea monstruos.
he visto en las noticias una cosa tan apasionante como horrorosa: el balón intragástrico. es una pelota que se mete en el estómago deshichada, una vez dentro te la llenan de líquido y así, llena de balón de suero, no tienes hambre. lo que me ha hecho pensar es la idea de cómo sería mi vida sin tener hambre, y de ahí a la batalla entre el superyo, el ello y a la ausencia del yo que tan estupendamente había llevado hasta que la violencia de mis impulsos empezó a no ser compatible con mis aspiraciones.
¿cómo sería no tener hambre? ¿cómo sería no querer matar o no querer cazar? ¿cómo sería no tener que estar apretando los dientes para sobrevivirme? ¿no luchar? monstruos, lo que yo te diga. pa lo que da el telediario hija.







Comentarios

vaderetrocordero ha dicho que…
Pues perfecto para ir a comer a El Bulli y similares (o de tapas al Vino Tinto Joven), que está muy rico pero es todo en plan degustación, no digestión.

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

PATRIA, Salón Erótico, opiniones diversas.

Cosas tontas que me joden un huevo.