Amores de ascensor.



A veces el amor dura lo mismo que un viaje en ascensor del bajo al tercero. O sea, toda la vida. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

La cabra, la cabra.

Celebremos, que se cumplen 10.