Otros miedos

Prometimos tercera parte de la serie "miedos", pero hacemos un inciso y nos asomamos a las ventanas de los vecinos.
Descubrimos otros ángulos de la misma realidad: cómo se manejan los miedos colectivos, que también son una bestia muy útil. Una bestia que es pertinente alimentar, azuzar o mantener apaciguada según requiera la circunstancia. Otra clase de miedo, ésta al servicio del poderoso, sea quién sea. Tendrá que ver también con la biología; los coachers, todologos o nuevos gurús, saben de eso, yo no.
El Sr Cordero, viejo desconocido de mamaquierosemoderna, opina esto de una cacareadísima campaña de márketing new age o perrofláutico como el lo denomina. A mí me ha gustado leerlo (he de reconocer que, sobre todo, por el destello lingüístico de redescubrir el significado de un giro para mí gastado)
Así que invito a las Provincianas a leerle, que nada les gusta más que comentar una macrocampaña. Y, de paso, te pico otro poco a Satratustra, para que pases por aquí y te pronuncies, que se que el tema te interesa y casi cualquier polémica te rechifla.

Comentarios

vaderetrocordero ha dicho que…
No sé si sabes que ya estás en la lista negra (qué miedo, eh?)
iza ha dicho que…
"ciudadano terrorista, que tienes la negra y estás en la lista"
PAULA ha dicho que…
Siento discrepar con tu corderete.
No hacer nada, no arregla nada, porque para eso tendríamos todos que no hacer nada y hay muchos que sí que hacen...
Eso sí, la campaña es cuanto menos pueril.
Un beso guapa, que hace mucho que no sé de ti, a ver si hablamos, un día de éstos, te llamo, te llamo.
Anónimo ha dicho que…
juro que volveré... y entraré a saco

se me ha olvidado mi contraseña, coña!

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

Cosas tontas que me joden un huevo.