amor amor



no hay muchas ocasiones heroicas para demostrar el amor.
cuando queremos activamente a alguien sentimos un resquemor que nos pide una exhibición, que nos pregunten, o que nos emborrachen para dar al interfecto una buena brasa sin remordimiento.
como los eventos propicios no abundan, nos agarra la abstracción de querer ser mejores.
a mí me vale con ampliar mis perspectivas. no hay nada en el mundo que me arrastre más que la pasión por criticar, no puedo simplemente Justificar a ambos ladoscallarme y dejar ser a las cosas por debajo de su nivel; así que el hecho de querer dar oportunidades, interesarme por lo que no me gusta a través de los ojos de los amados, me parece un gran sacrificio.
Hay dos ejemplos: el amor por transferencia y la revalorización de naderías:
Cómo no va a gustarte esa tercera persona que forma parte del amado?
o
Cómo no buscarle un nuevo color a esa extraña afición de tu sujeto?
Alguien a quien quiero me habló de su fijación por las tiendas de ropa de trabajo, y desde entonces estos escaparates ejercen sobre mí una poderosa fascinación. Las conclusiones a las que he llegado sobre el tema son demasiado bizarras, así que me las guardo: sólo diré que me siento más grande.

La cuestión es, ¿cómo quieres tú?

Comentarios

vaderetrocordero ha dicho que…
Al día. Dejando claro que aunque la mayor parte de la gente utiliza el amor para llenar su vida, la mía (y la de ella, sino no estaríamos juntos) está llena de otras cosas. El amor es una más. Necesaria, pero no exclusiva.
SARATUSTRA ha dicho que…
claro claro, hay que tener riqueza de perspectivas para ampliarlas. que tampoco somos erópatas, digo yo
vaderetrocordero ha dicho que…
Los hay que son erófagos, incluso!
vaderetrocordero ha dicho que…
...Sí. El voto de la pinza de depilar es mío.
iza ha dicho que…
Estoy deseando que se produzca una de esas extrañas ocasiones para brasearnos sin remordimientos, y criticar sin piedad que ya nos tocará a nosotras, y que me cuentes tus conclusiones más bizarras para discutirlas hasta el amanecer, y besarnos y amarnos y lo que sea necesario.
Yo a veces quiero a rachas, como el viento, pero quiero, quiero.

Entradas populares de este blog

Yo desnuda gano mucho.

Celebremos, que se cumplen 10.

A veces uno se enamora...